Salud universal, para todos y todas en todas partes

16-04-2019
Salud Universal para todos

En tiempos de debates de proyectos de ley en el ámbito de la salud (Fármacos II, del Cáncer, Eutanasia y prontamente de Isapres, entre otros), un tema esencial que debe ser abordado es la transparencia y la educación a los pacientes. Ello con miras a que tomen decisiones informadas respecto de su condición de salud y así tengan acceso a sus tratamientos y atenciones oportunas.

Educar en este tema siempre permitirá empoderar al usuario y, en este objetivo, el rol del Estado y de los distintos actores del mundo de la salud son fundamentales para conseguir mejores terapias y una mayor calidad de vida.

Temas como la prevención, bioequivalencia, adherencia al tratamiento, intercambiabilidad, precios de los medicamentos y tabla de factores -por nombrar algunos-, son actualmente parte de la discusión y son cruciales frente a la necesidad de acceso a tratamientos de calidad para los chilenos.

En la era de la tecnología y la innovación, la creación de plataformas digitales y aplicaciones móviles son positivas, ayudan a “masificar” los contenidos y con ello aportan a la transparencia y educación, acercando los temas de salud a la comunidad y entregando la base para una decisión informada y objetiva.

Lo anterior, permitirá un real involucramiento de la sociedad en las decisiones que tienen relación con su salud y a ser responsable con las medidas que se adopten para prevenir o frenar la evolución de una patología.

Así, educación y transparencia deben ser dos componentes claves que deben estar en la ecuación y los actores que hoy estamos en el sistema de salud debemos tenerlos en el horizonte.

Hoy ya aportamos con desarrollo e innovación, incluso con transferencia tecnológica extranjera en Chile, pero apoyar y promover este enfoque hará que estos proyectos y reformas hagan realidad un sistema de salud con más opciones, confiable y más accesible para los pacientes chilenos. Y tal como planteó la OMS para este año en el Día Mundial de la Salud, solo así podríamos aspirar a “salud universal: para todos y todas, en todas partes”.